Ahora somos Talento Ephos
¿Somos Alaska? La nueva era de la telemedicina

29/09/2020 Blog

¿Somos Alaska? La nueva era de la telemedicina

Magalí Palau Rodríguez
Magalí Palau Rodríguez
Exalumna MBA en Industria Farmacéutica y Biotecnológica – Barcelona

¿Te imaginas tener que viajar más de 30 días en trineo para recibir atención médica?  Para los habitantes de Alaska podría ser una realidad si no fuese porque la transformación digital les llegó en 1999. El Dr. Bertran Meskó lo reflexionó recientemente en uno de sus artículos.

Alaska es prácticamente la mitad del tamaño de USA y más del 60% de la población vive fuera del núcleo más poblado. La aparición de una NECESIDAD es lo que hizo Alaska implementar la telemedicina y así proporcionar a sus habitantes las herramientas necesarias para administrar su propia salud.

La casuística de Alaska es particular pero podría ser extrapolable a otros territorios del mundo y a NECESIDADES diferentes. ¿Recordáis que en 2001 un cirujano operó a un paciente a más de 14000 km de distancia gracias a un brazo robot?

¿Y ahora qué? Estamos cansados de hablar de una pirámide de la población invertida y una población más envejecida. La NECESIDAD de una transformación digital es evidente, pero ¿estamos preparados? Con o sin COVID-19 la transformación digital era inevitable. La aparición del 5G será un punto de inflexión que hará que la transformación digital crezca exponencialmente en los próximos 10 años. Y es aquí que podríamos decir que la transformación digital en el Sector de la Salud ha impactado e impactará a dos niveles: en el cuidado del paciente y a nivel de empresa/instituciones del Sector Salud.

Como en el caso de Alaska, la telemedicina es necesaria, tanto en la prevención, el diagnóstico de la enfermedad como en la evolución del paciente. Se habla de tele-educación, educando la población sobre la prevención de enfermedades; tele-consulta, visitas médicas online; tele-monitorización, seguimiento del paciente tratado o de alto riesgo y tele-asistencia, soporte preventivo del paciente anciano y/o discapacitado, ofreciendo asistencia inmediata y permanente. Robots, algoritmos de inteligencia artificial (IA), apps, etc. la transformación digital podría actuar complementando las decisiones del profesional sanitario, o sustituyéndolo en algunos pasos de la asistencia del paciente.

A nivel de empresa/instituciones del Sector de la Salud, la transformación digital se ha acentuado en los últimos meses. La suspensión de la actividad de los visitadores médicos, congresos y formaciones presenciales, ha provocado que la industria farmacéutica se reinventara. El uso de distintas plataformas digitales, redes sociales y llamadas han sustituido la actividad tradicional.

Por otro lado, la necesidad del teletrabajo para contener la infección del COVID-19 ha evidenciado la necesidad de herramientas para continuar conectados y optimizar procesos.

Por último, en este sector la digitalización permite y permitirá a las empresas dar un valor añadido a sus productos, sea como decíamos antes, ayudando en la prevención, por ejemplo con una app educativa; en el diagnóstico, nutriendo una base de datos de casos de enfermedad o en el seguimiento de una enfermedad; por ejemplo con un reloj inteligente que monitorice las constantes vitales.

La transformación digital ha venido para quedarse. En Alaska, la transformación digital llegó para cubrir una NECESIDAD, que provocó una transformación cultural. Preparados para esta transformación cultural pero nunca sin olvidar, por que lo estamos haciendo: para mejorar la vida de las personas.