Ahora somos Talento Ephos
Gemelos digitales y medicina personalizada

11/09/2020

Gemelos digitales y medicina personalizada

Eduardo Zorrilla
Eduardo Zorrilla
Excolaborador, ExCEO en Havas Life Madrid agencia perteneciente a AEAPS

A nadie pillará por sorpresa el conocer que siempre existe un porcentaje de pacientes en los que la medicación no es eficaz. De hecho, la FDA ha demostrado que en Alzheimer, artritis y arritmia cardiaca el porcentaje de pacientes en los que la medicación resulta ineficaz es del 70%, 50% y 40% respectivamente.

La causa de esta variabilidad es debido a la composición genética de cada persona, de forma que pacientes con un mismo diagnóstico reaccionan de forma diferente a la misma terapia.

De ahí el gran interés que ha despertado en los últimos tiempos lo que se ha dado en llamar medicina personalizada, que no es otra que adaptar la medicación al paciente real, no teórico.

Igualmente, en los últimos tiempos se ha desarrollado un concepto denominado gemelo digital que puede tener gran utilidad en el tratamiento personalizado de muchas patologías.

Un gemelo digital es una copia virtual de una entidad tangible. La NASA empleo en su misión Apolo 13 un concepto similar, pero no digital y, que a la larga resultó crucial para el éxito de la misión. La NASA tenía réplicas físicas de sus naves espaciales en la tierra mientras que las reales estaban en el espacio exterior. Esto permitió a los ingenieros en tierra determinar el problema y encontrar una solución con los mismos recursos que los astronautas.

La evolución siguiente fue convertir estos gemelos físicos en gemelos digitales y aplicarlo a otros sectores más allá del aeroespacial.

Imaginaos aplicar este concepto a la medicina, es decir, tener una representación virtual de cada cuerpo humano donde se pueden estudiar los efectos de los fármacos. Esto permitirá conocer con antelación el tratamiento óptimo e incluso monitorizar a ese sujeto virtual y predecir qué afecciones médicas pueden aparecer incluso antes de que lo hagan.

Varias compañías han desarrollado modelos de gemelos digitales de órganos humanos. Hewlett Packard utilizó su súper computadora para crear modelos digitales del cerebro con fines de investigación. De la misma forma Siemens tiene su propia versión de un corazón virtual. Estos modelos pueden parecer la evolución de la imagen radiológica, pero son toda una revolución. Siemens entrena sus algoritmos en un enorme base de datos con más de 250 millones de imágenes e informes. Esto les permite diseñar modelos cardiacos digitales basados en datos de pacientes con los mismos parámetros del paciente como tamaño, fracción de eyección o índice de contracción muscular. De esta forma, el operador puede probar terapias en el modelo y observar el resultado, pudiendo así seleccionar el mejor tratamiento para este paciente específico.

Está claro que el concepto está evolucionando, pero podría suponer un gran avance en cuanto a medicina personalizada se trata.

El futuro está mucho más cerca de lo que imaginamos.